La “nueva normalidad” y la tecnología como principal aliado - PERU DATA

La condición de confinamiento que estamos viviendo por causa del COVID 19 está a punto de llegar a su fin, pero no así los cuidados que debemos tener, y lo hemos ido viendo en algunos países, principalmente de Europa. Hemos estado muchos días en una situación de distanciamiento social obligatorio, pero la reactivación de la economía exige que muchas de las empresas que estuvieron cerradas durante un largo periodo de tiempo, ahora puedan volver a sus actividades con “normalidad”.


La “nueva normalidad” es un término cuyo origen se remonta a la crisis del 2008, que dejó estragos y después de lo sucedido, nada fue lo mismo. En este caso, lo más probable es que no sea diferente. Es evidente que muchos volverán a ocupar sus puestos de trabajo y otros tantos permanecerán bajo la modalidad de trabajo remoto, sin embargo, este retorno no será completamente normal. El distanciamiento social será una de las estrategias que se seguirán tomando para evitar la propagación o incluso un nuevo brote del COVID 19, pero no basta con esto.

"La “nueva normalidad” es un término cuyo origen se remonta a la crisis del 2008".

La tecnología a demostrado durante muchos años ser una herramienta que no solo nos facilita la vida, sino que nos permite automatizar y controlar diversos procesos dentro de una organización y dada la situación actual, juega un papel muy importante e incluso podríamos atrevernos a afirmar que juega un papel vital en la supervivencia de las organizaciones.

Tan solo el hecho de hablar de trabajo remoto, nos lleva a entender que sin la tecnología no sería posible trabajar desde casa. Sin las herramientas con las que contamos actualmente sería realmente inútil pensar en una posibilidad siquiera de trabajar fuera de nuestras oficinas, pero la portabilidad y el acceso a internet nos han permitido no depender de una ubicación física para cumplir con nuestras obligaciones laborales e incluso, estudios recientes refieren que la productividad puede verse favorecida en gran medida.

Las empresas aplicaban sistemas tecnológicos que ayudan al control del personal, como es el caso de los lectores biométricos, que permitían registrar la asistencia y hora de ingreso de los colaboradores, pero esto implica un tipo de contacto y a la vez un riesgo latente de contagio, por ello, se están implementando dispositivos de reconocimiento facial para cumplir con la misma función de registro y control, e incluso algunos de estos dispositivos son capaces de medir la temperatura de las personas alertándonos de posibles infectados sin necesidad de aplicar algún tipo de contacto.

La inteligencia artificial también nos brinda la posibilidad de cumplir con el distanciamiento social. Es muy probable que la costumbre se sobreponga a las normativas o reglamentaciones de distanciamiento, es por ello que se pueden implementar cámaras de seguridad que miden la distancia entre una persona y otra. Estas cámaras nos alertarán cuando las personas no cumplan con la distancia que debe haber entre ellos. Existen también cámaras que pueden registrar la temperatura de las personas.

Desde luego que la implementación de muchas de estas tecnologías implica una inversión, pero dada la situación actual y por el bienestar de los clientes y de los colaboradores, se convertirá en un estándar que muchas de las organizaciones deben cumplir. También debemos recordar que la implementación de tecnologías en las organizaciones, vienen estrechamente ligadas a un cambio de cultura.

Adoptar la tecnología debe ser prioridad de las empresas, no solo por la situación que estamos atravesando, sino porque en el largo plazo te ayudará a sostener el crecimiento de tu empresa y adaptarte a los cambios que puedan surgir en los años venideros.

y tú, ¿ya tiene en mente qué impresora comprar? 

Contáctanos para brindarte una asesoría más personalizada.

ActualidadIaNoticiaTecnología

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados