portada SATA vs PCIe

Al momento de decidir incrementar o mejorar el almacenamiento de nuestra PC o laptop, nos enfrentamos a una difícil decisión entre escoger un disco duro (HDD) o una unidad de estado sólido (conocido comúnmente como disco sólido o SSD), sin embargo, también vamos a tener que elegir entre dos tipos de interfaces o conectores para estos dispositivos: SATA o PCIe.

Es común escuchar estos dos términos y confundirlos con algún tipo especial de unidad de almacenamiento, pero esto hace referencia principalmente al tipo de interfaz que poseen las unidades de almacenamiento, es por ello que ahora vamos a definir cada una de estas interfaces, analizar sus diferencias y principales ventajas.

Hace referencia al tipo de interfaz que poseen cada una de estas unidades.

discos duros tipo sata y pcie

Interfaz SATA

La interfaz SATA hace referencia a mucho más que solo el formato de conector que encontramos en la placa base o en los discos duros, es la forma en la que la controladora del disco interpreta las instrucciones y solicitudes de datos de los sistemas de almacenamiento y las envía al procesador o al resto de componentes que la solicitan.

Interfaz PCIe

Al igual que en caso del SATA, al hablar de interfaz PCIe no nos estamos refiriendo al conector físico, sino a la forma en la que se transmite la información desde la unidad de almacenamiento al procesador.

La principal ventaja del PCIe frente al SATA es que permite transmitir una mayor cantidad de información de una sola vez, por lo que se dice que tiene un mayor ancho de banda. Este ancho de banda se distribuye en varios carriles en la placa base (10 carriles en el caso del SATA, 25 carriles en total en el caso de PCIe) y, dependiendo de la cantidad de carriles que sea capaz de gestionar el conector PCIe o utilizar cada dispositivo, así será su rendimiento final.

Factor de forma

Vamos a diferenciar los dos formatos más conocidos que existen de las unidades de almacenamiento. El primer formato es el de 2.5 pulgadas que utilizan la típica conexión SATA de para transferir información a la placa base. Por otro lado, tenemos el formato M.2 que son dispositivos más pequeños y compactos como para laptops o equipos All in One y también Para PC de escritorio.

disco sata 3.5, 2.5 y m2

Velocidad

Al permitir transferir una mayor cantidad de información cada vez, y con una latencia mucho menor, las unidades que utilizan la interfaz PCIe consiguen doblar o triplicar la velocidad de transmisión de datos que los SATA.

La arquitectura de la interfaz PCIe ha sufrido una evolución a lo largo del tiempo y ha ido mejorando sus prestaciones. Por ejemplo, en la primera versión PCIe 1.0, cada carril permitía una transmisión a 250 MB/s por cada carril, el estándar PCIe 2.0 dobló esa tasa hasta los 500 MB/s por carril, mientras que el actual PCI 3.0 se encuentra en 1 GB/s.

Esto significa que, en igualdad de condiciones, una unidad PCIe NMVe es capaz de transmitir datos al cuádruple de velocidad que una SATA.

Conexión

SATA es un pequeño conector en forma de L que se ha utilizado para conectar unidades de todo tipo a tarjetas principales durante años, incluidas unidades ópticas, así como los SSD y HDD. Está unido a un conector secundario en forma de L más largo que proporciona energía al dispositivo.

Los HDD SATA se pueden encontrar en tamaños de 2.5 y 3.5 pulgadas, mientras que los SSD SATA están restringidos a 2.5 pulgadas. SATA ha pasado por múltiples generaciones de desarrollo, pero SATA III es el más común en la actualidad y es la interfaz típica para los discos duros modernos y los SSD convencionales.

PCIe es una interfaz multifacética en tarjetas principales modernas que proporciona todo, desde ranuras más grandes para tarjetas gráficas, hasta puertos más pequeños para tarjetas adicionales para wifi, puertos USB y más.

Puede variar en tamaño y ancho de banda desde x1 en el más pequeño y menos capaz, hasta x16 para obtener el mayor ancho de banda disponible.

tipos de puerto y velocidad sata m2

Costo

La diferencia en el rendimiento y la velocidad de transferencia de datos es la principal razón de la variación en el precio, por tal las unidades de estado sólido que sean SATA cuestan menos que las PCI Express.

La diferencia de precios por lo general no es mucha, sin embargo, dependiendo de la marca y de las características adicionales que tenga podremos encontrar mayor variación.

Así que si estás pensando en comprar una nueva unidad de almacenamiento para tu PC o laptop primero hay que fijarnos en la ranura que esta admite y de acuerdo a ello elegir la interfaz que mejor se adecúe.

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados